4 de marzo de 2024

Santi Acosta: «El trabajo más bonito que hay es construir historias y contarlas»

Magazine SLV. Entrevista al mítico presentador de televisión. Actualmente está trabajando detrás de las cámaras en grandes proyectos

Magazine SLV entrevista a Santi Acosta, uno de los presentadores más conocidos de la televisión de nuestro país. Tras su paso por formatos míticos como ‘Madrid Directo’ o ‘Salsa Rosa’ ahora está trabajando detrás de las cámaras en proyectos donde cuenta historias. Una labor menos visible, pero apasionante, según sus palabras.

Pregunta. ¿Dónde te podemos ver ahora en la televisión?

Respuesta. Ahora estoy detrás. Estoy dirigiendo documentales y produciendo programas. Es una cara fundamental porque sino no hay ni televisión ni presentadores.

P. ¿También es la cara amarga? Porque el gran público se suele quedar con el trabajo de los presentadores y no con el trabajo importante que hay detrás.

R. Es el trabajo más bonito que hay. Construir historias y contarlas. Dar la cara es una aspecto más, pero lo más bonito es narrar la historia de alguien o que lo cuente un protagonista.

P. ¿La gente todavía te recuerda por tu etapa de Salsa Rosa?

R. Ahora mismo me recuerdan más por ‘Ruta 179’, que es lo último que hemos hecho para el público. Siempre se agradece que te recuerden con cariño.

P. Eres un comunicador todoterreno. La clave es adaptarse.

R. Sí, por ejemplo ‘Salvar al Rey’ en HBO ha sido un éxito. Ahora estamos preparando otro documental para Movistar. El caso es contar historias y da igual donde sea y el formato. Lo bonito es llevar a la gente historias interesentantes.

P. También es importante adaptarse a los tiempos de la televisión.

R. Cada cosa tiene su tiempo. Antes de Salsa Rosa, hice de presentador y reportero en ‘Madrid Directo’. He sido director también de ‘Madrid Directo’, he presentado noticias, he hecho periodismo de investigación como el tráfico de armas, tráfico de órganos o trata de blancas. He hecho de todo antes de ‘Salsa Rosa’. Fue un período divertido porque necesitas entretenimiento.

P. En ‘Madrid Directo’ llegaste a dar El Tiempo.

R. Sí, fue mi primer contrato porque era el único hueco que había. Me leí varios libros de Mariano Medina. Hay presentadores que no son meteorólogos. Al final somos comunicadores.

P. Estamos en un período en el que cada vez hay más plataformas de pago. ¿Cómo se encara desde el punto de vista profesional?

R. Cuantas más opciones mejor y cada una va para un público determinado. Además en cada una se puede contar la historia de manera diferente. Puedes hacer un documental en una plataforma con documentales de 45 minutos o en la televisión lineal, que es todo más rápido. Es como la radio y los pódcast.

P. La gente ve menos la televisión y apuesta más por las plataformas.

R. Sí, hay un movimiento hacia las plataformas. Las plataformas también están comprando las librerías de las televisiones clásicas. Son diferentes formas de ver la tele. Si quieres ver un programa que no has podido ver te lo encuentras. Se puede consumir cuando el público quiere. El cliente manda.

P. Esto es un problema para la televisión de toda la vida. ¿Puede llegar a desaparecer?

R. No creo que desaparezca. Se adaptará a los nuevos tiempos. Se quedarán fuera los que no adapten el producto al cliente.

P. Ahora ya hay televisiones en vertical.

R. Sí, para ver las redes. También en 4K, 8K… La tecnología avanza muy deprisa. La verticalidad lo ha traído las redes.

P. Muchos presentadores míticos han vuelto a la pantalla. ¿Volveremos a ver a Santi Acosta?

R. Estoy muy a gusto detrás. Dirigir es muy bonito y satisfactorio. Contar la historia como tu quieres. No todo es salir en la tele. Sin la gente de detrás no se puede hacer nada.

P. ¿No se va a reditar Salsa Rosa?

R. Si el público lo demandase, por supuesto. Estamos a la orden. Quiero hacer cosas divertidas y que cuenten historias.

P. Por último, ¿qué se les puede decir a los chicos y chicas que recién salen de la facultad de periodismo?

R. Que trabajen y disfruten. Si tu trabajo te gusta es un hobby. Puedes dedicarle tantas horas como quieras. En las vida hay que hacer lo que te gusta.