2 de marzo de 2024

Charlie Under: «Me apetece hablar de Alcobendas con bromas que solo se pueden hacer aquí»

Magazine SLV. El monologuista realiza un espectáculo el sábado 21 a las 20:00 horas en el Centro Cultural Pablo Iglesias. Entrevista completa en audio

Charlie Under realiza un espectáculo este sábado 21 a las 20:00 horas en el Centro Cultural Pablo Iglesias de Alcobendas dentro de las actividades del Finde Joven (Precios a 3 euros el mismo día del espectáculo. 2 euros si es venta anticipada). Carlos Ramón Fernández, además de ser monologuista nacido en Alcobendas, es conocido por haber sido asesor de comunicación en los últimos años de Aitor Retolaza, ex Alcalde de la ciudad.

Pregunta. ¿Por qué te llamas Charlie Under?

Respuesta. Under. Se dice españolizado. Mis amigos del barrio me llamaban Charlie. Under es porque hacía grafitis en el pasado. Los grafitis los defiendo siempre. Es algo bonito.

P. Los periodistas de la zona norte te conocemos como Carlos Ramón.

R. He sido asesor político de Aitor Retolaza. La comedia también es comunicación, pero la política tiene mucho de comedia. A muchos políticos les oigo en el Congreso y parece humor. Me contrataron en el Ayuntamiento de Alcobendas para hacer una presentación en el premio de novela corta Bachiller Alonso López. Me disfracé de él e hice un monólogo. Cuando me bajé del escenario me presentaron a Aitor. Un tiempo después presenté un libro y estaba el Alcalde. Cuando terminamos me dijo que si me interesaba un puesto. En la vida laboral nunca había tenido antes golpes de suerte. Me ha encantado la experiencia en la política. Ahora he arrancado un pódcast de política y humor.

P. De tu época de asesor seguro que has escrito monólogos con anécdotas.

R. Me he encontrado cosas muy graciosas, pero muchas no se pueden contar. Te das cuenta de las mentiras que hay. El sábado es buen momento, pero quiero hacer un espectáculo hablando solo de política.

P. ¿Cómo te llegó la opción del show de este sábado?

R. Me lo dijo el Consejo de la Juventud. Al principio iban a hacer algo más amplio, con más compañeros, y finalmente se han quedado conmigo solo. Me apetece hablar de Alcobendas. Quiero hacer bromas que solo se pueden hacer aquí. He escrito un espectáculo nuevo. Es de una hora de duración más o menos.

P. Ojo que igual viene alguien del Gobierno del PP local y empiezan a apuntar cosas negativas de lo que digas. No te metas con ellos (risas).

R. Que apunten lo que quieran y me pasen la hoja (risas).

P. ¿La censura en la comedia es un mito?

R. Existe por dos partes. Está la externa y la autocensura. Lo que da miedo decir por si te echan del grupo. Una vez me dijeron al poco de salir que no podía mencionar a Mcdonalds ni de comida. Nada más comenzar dije: «Me acaban de decir que no puedo hablar ni de Mcdonalds ni de comida. No veo la relación». La gente se reía, pero a los jefes de Mcdonalds que estaban presentes no les gustó.

P. ¿Tu pagarías 3 euros para verte a tí mismo?

R. Sí, pagaría hasta 50 o 60. Pagaría antes por verme a mí que a ‘El Rey León’. También pagaría por ver antes a otros cómicos que a mí. Hay cómicos muy buenos actualmente. Por ejemplo, Juan Dávila ha saltado a las redes y es muy bueno. Hace un año y medio le iban a echar del teatro porque no vendía ni 50 butacas y ahora los llena. Era desconocido y era una joya.

P. Por último, ¿Cómo te metes a ser monologuista?

R. Una amiga me decía que el fin último del cómico es que se reían, pero no es el fin primero. Es una huida de algo. Somos gente con una forma de ser muy característica. Tenemos horarios distintos y vemos cosas que el resto no ha visto. La gente se ríe porque les has descolocado. En 2008 salí de la carrera y en todos los sitios en los que me cogían me pagaban mal. Sin embargo, mis amigos, sin estudiar, tenían más dinero que yo. O te pones a quemar papeleras o luchas. Tenía la necesidad de expresarme y ahí entra la comedia.