16 de abril de 2024

Entrevista con la Asociación para el Fomento de las Comunidades Energéticas

Magazine SLV. Artículo de opinión de Laura Ramos

Las respuestas de esta entrevista han sido redactadas combinando texto escrito de Miguel Ángel Valiente con la escucha de audio grabado en una entrevista personal con ambos miembros de la asociación.

¿Qué es básicamente la asociación de fomento de las comunidades energéticas?

Es una agrupación de vecinos y personas interesadas en combatir el cambio climático que formamos una asociación a finales del año pasado (noviembre) e incluye también a empresas del sector energético y organizaciones e involucra a personal técnico de los ayuntamientos (¿o de un ayuntamiento concreto) que promociona, informa, asesora y acompaña a los socios y socias que quieran constituir una comunidad energética. Las comunidades energéticas son la figura legal que existe para producir energía limpia, distribuirla y consumirla entre vecinos y pequeñas y medianas empresas. Se dedica a fomentar, asesorar, acompañar e informar a estos actores sociales que quieran participar en comunidades de este tipo para el aprovechamiento de energías renovables.

Foto: Instituto Geológico y Minero de España

¿Por qué una asociación así en Alcobendas y San Sebastián de los Reyes?

AFCE está presente en los cuatro municipios más grandes de la zona norte de Madrid, Alcobendas, San Sebastián de los Reyes, Tres Cantos y Colmenar Viejo ¿Por qué en estos municipios? Porque están encima de un recurso, que es una fuente de energía geotérmica, que está entre mil quinientos y dos mil metros y tiene una temperatura entre 80 y 90 grados  y uno de nuestros objetivos de la AFCE, de hecho el objetivo prioritario de la asociación, es reducir las emisiones de efecto invernadero porque estos cuatro municipios estamos emitiendo anualmente más de 250.000 toneladas de gases de efecto invernadero: dióxido de carbono, dióxido de nitrógeno, etc. Eso es una barbaridad. Entonces nuestro objetivo máximo sería llegar a ser una región de energía positiva. ¿Con qué? Pues, por ejemplo, con el Sol. Tenemos 3.000 horas de sol al año, lo cual es el doble que en Alemania, por ejemplo, más la geotermia, más el agua caliente que tenemos abajo, con eso podríamos desenganchar las viviendas completamente de las fuentes de carbono, el recurso petrolífero, el gas… La Geotermia Profunda sería una fuente inagotable y estable de calor para estos cuatro municipios.

¿Cuál es vuestra manera de trabajar?

Nos relacionamos con personas, colectivos y administraciones locales, para informarles de la necesidad de usar energías limpias. Ayudamos a colectivos y personas, a realizar la transición energética. Hemos realizado presentaciones públicas en Alcobendas en el centro Miguel Delibes y en Tres Cantos en la Asociación Vecinal de Tres Cantos y tenemos pendientes presentaciones en San Sebastián de los Reyes y en Colmenar Viejo para dar a conocer la asociación. De esta forma entramos en contacto con personas que estén interesadas en formar parte de la asociación y empezamos a trabajar, en general se trata de tejer una red de conexión de gente. Nos reunimos con socios y socias y sus comunidades de vecinos y con empresas que estén interesadas en constituir una comunidad energética. Paralelamente nos reunimos con las corporaciones locales, ya que los ayuntamiento disponen de mucha superficie disponible para instalar placas solares y, en el tema de Geotermia Profunda y redes de calor, es indispensable su colaboración e implicación, al tenerse que realizar gran parte de la infraestructura, tanto de extracción como de redes de calor, por suelo público.  Los buenos resultados en otros lugares se han conseguido gracias a la implicación de sus ayuntamientos. También tenemos contactos con instituciones como el IDAE (Instituto para la Diversificación y Ahorro de Energía), y el IGME (Instituto Geominero de España). Mientras no tengamos en estos municipios una Oficina de Transformación Comunitaria (OTC), queremos ser el instrumento a disposición de la ciudadanía para impulsar y ordenar la Transición Energética.

La asociación tiene socios de alta relevancia en el estudio de la ciencia y el cambio climático. En la Junta Directiva de la asociación hay técnicos: ingenieros, arquitectos, técnicos superiores de construcción.

Podemos ofrecer a los socios tres servicios que son información, asesoramiento y acompañamiento para la transición energética para que no se equivoquen en la manera de proceder en esa transición. Nosotros no estamos para conseguir ayudas, pero sí estamos para indicar a la gente la mejor manera de hacer las cosas en este sentido. Las Comunidades Autónomas son las responsables de legalizar las instalaciones y las instalaciones individuales tienen poco poder frente a los lobbies de presión, por eso creemos en instalaciones colectivas, que, además, son más socialmente sostenibles.

¿Cuáles son las ideas más prácticas y asequibles que las personas pueden llevar a cabo para tener una vida energéticamente más sostenible?

Ante la emergencia climática lo primero es sobrevivir, porque la cosa se está poniendo muy fea, pero dentro de la ideas prácticas está empezar a repensar la transición energética no podemos quedarnos esperando a que alguien venga a resolvernos el problema. La aspiración sería mantener los mismos estándares de confort sin depender de las energías más contaminantes y eso debe hacer la gente individual y colectivamente. Nosotros pensamos que colectivamente  es la mejor manera. El aislamiento de edificios puede contribuir mucho a este propósito. Muchas veces se han hecho edificios muy mal aislados. Muchos grandes centros comerciales no tienen doble acristalamiento y eso es un gran desperdicio energético, así como tener lugares de refrigeración totalmente abiertos. Los primero sería reducir el derroche y de la demanda de energía Como en el tema de residuos, la primera “R” sería la de REDUCIR la demanda de energía para nuestro día a día. Y esto se consigue aislando suficientemente bien nuestros edificios para no desperdiciar energía desde nuestras viviendas y también con cambios de costumbres en nuestras actividades, de ocio, de consumo, de viajes, de desplazamientos etc. La segunda es conseguir que la energía que necesitemos para nuestra actividad, tanto de personas como de empresas, proceda de fuentes renovables y no contaminantes. Es en este punto, donde AFCE quiere impulsar este modo de generar y consumir energía, ya que desde las distintas administraciones creemos que no se está potenciando lo suficiente y vamos demasiado despacio.

Algo interesante es que el nivel de aislamiento térmico suele ir paralelo con el sonoro Y, por otro lado, pensamos que se nos ha hecho creer firmemente en fuentes de energía como el gas natural por unos intereses muy concretos que no responden a los criterios de eficiencia energética y de mayor ayuda a la vida humana, por ejemplo. Pensamos también que se nos ha hecho creer que tener calefacciones individuales es mejor que tener una calefacción central y, en nuestra opinión tener una calefacción central es mucho más eficiente y, además, supone un ahorro. El gobierno de Navarra, por ejemplo ha prohibido bloques de más de seis viviendas que tengan calefacción individual.

¿Cómo evaluaríais la labor de corporaciones municipales y vecinos de la zona en este sentido?

Opinamos que son bienintencionadas, pero están mal asesoradas. Creemos que en todos los ayuntamientos debería ya haber un departamento de Cambio Climático o de Transición Energética. Hay  un decreto de 2021 que hace ya tiempo obligaba a un etiquetado de eficiencia energética de los edificios de más de doscientos metros cuadrados, que no se ha realizado. También hay directivas europeas que no se han llevado a cabo.

La labor de las corporaciones municipales es esencial por varios motivos: Disponen de mucha superficie susceptible de generar energía fotovoltaica. Como administraciones más cercanas a los vecinos y vecinas, tendrían que ser los principales promotores del cambio de modelo energético. Solo con la implicación de los ayuntamientos se podrá conseguir proyectos de éxito en la generación y consumo de energía limpia y renovable. Todos, aunque escasos, ejemplos de éxito en la formación de Comunidades Energéticas en España, ha sido con el liderazgo de los ayuntamientos. Disponen de técnicos preparados para la gestión de las ayudas a este tipo de instalaciones, pudiendo aligerar su tramitación. En ocasiones deben adecuar sus ordenanzas municipales para que no sean una barrera para este tipo de instalaciones. Para la explotación del calor en el subsuelo, son indispensables ya que tanto la extracción del fluido caliente, como las redes de calor, se tendrán que realizar por zonas públicas.

¿Cuáles son los próximos retos que os planteáis?

Nuestro principal reto es canalizar y actuar como catalizadores de la sociedad para la Transición energética cuanto antes y de una forma justa y colaborativa. El reto concreto que nos urge más y en el que estamos trabajando todo el verano, es poder presentar una o varias propuestas de explotación de Geotermia Profunda ante el IDEA para poder obtener ayudas para poder explotar este tipo de energía.

Queremos además de como asociación, presentarnos como consorcio.