20 de julio de 2024

«Reposo Absoluto»: Un Intento fallido de fusionar Drama y Terror

«Reposo Absoluto» es un intento prometedor de dos mujeres talentosas, la directora Lori Evans Taylor y la actriz y productora Melissa Barrera, por hacerse un hueco en la industria cinematográfica de Hollywood. Sin embargo, la película fracasa en su objetivo de destacar más allá de las franquicias comerciales y se convierte en un experimento aislado e irregular.

El film cuenta la historia de Julie, interpretada por Melissa Barrera, quien después de sufrir varios abortos finalmente está embarazada y se muda con su marido a una nueva casa. Sin embargo, se ve obligado a un reposo absoluto debido a complicaciones en su embarazo. A medida que Julie se enfrenta a la monotonía y la ansiedad de sus limitaciones físicas, comienza a suceder experiencias horribles que despiertan demonios de su pasado y ponen en duda su estabilidad mental.

El planteamiento inicial de encerrar a Julie en la cama durante sus últimos meses de embarazo ofrece un escenario interesante para explorar los traumas de la maternidad y las consecuencias emocionales. Sin embargo, la película no logra aprovechar completamente este enfoque y se convierte en un guion de telefilme que recurre a los clichés de las películas de casas encantadas y mujeres embarazadas.

Melissa Barrera, aunque talentosa, no logró elevar la película con su interpretación de una mujer desquiciada y sin evolución. Su marido en pantalla interpreta el cliché de la pareja egoísta en una trama de terror de manera bochornosa. El único personaje con algo de desarrollo es la cuidadora, interpretada por Edie Inksetter.

La trama de la película carece de un ritmo coherente y alterna entre escenas de locura y rutinas felices sin lograr un equilibrio satisfactorio. El desarrollo se vuelve aburrido y predecible, sin ofrecer nada relevante o sorprendente. Incluso los pocos elementos sobrenaturales que se presentan carecen de impacto y se sienten forzados.

Sin embargo, el tramo final de la película cambia radicalmente de tono y se convierte en una divertida y surrealista serie B. Aunque este cambio rompe con el realismo establecido anteriormente, es lo único memorable de la película. Melissa Barrera demuestra su potencial como Scream Queen y la película se vuelve entretenida, aunque a costa del bochorno.

En conclusión, «Reposo Absoluto» es un intento fallido de combinar drama y terror. A pesar de contar con talento en su equipo y tener un enfoque interesante en la maternidad, la película no logra aprovechar estas fortalezas y se convierte en una película olvidable y sin impacto.