16 de abril de 2024

Las claves de una infancia con futuro: vivienda digna, Educación Pública y apoyo social transversal

Magazine SLV. Artículo de opinión de Juan Torres, portavoz de Izquierda Independiente

El 20 de noviembre se ha celebrado el Día Mundial de la Infancia. En esta fecha se conmemora la aprobación por parte de las Naciones Unidas de la Declaración de los Derechos del Niño y la Niña. Su objetivo era promover el bienestar y la fraternidad entre la infancia del mundo, algo que hoy, a la vista de lo que sucede en Gaza, se hace mucho más necesario y urgente.

Foto: Izquierda Independiente

San Sebastián de los Reyes, como municipio que ostenta la calificación de Ciudad Amiga de la Infancia, programó varias actividades lúdicas y festivas para celebrar este día tan importante. Sin embargo, me llama la atención que estos sean los únicos aspectos alrededor de esta fecha, dejando de lado el que debería ser el principal objetivo: trabajar por el bienestar de la infancia y la adolescencia. Este año aún ni siquiera se ha celebrado el tradicional Pleno infantil, donde estudiantes de distintos colegios e institutos trasladan a las y los representantes municipales sus opiniones, deseos y peticiones. Desgraciadamente poco caso hacen los gobiernos municipales de turno a pesar de ser peticiones llenas de sensatez que solo buscan mejorar la realidad.

El último informe de UNICEF y de la Plataforma de Infancia ha indicado  que el riesgo de pobreza afecta a más del 32% de los niños, niñas y adolescentes en España que no pueden cubrir sus necesidades básicas. Unas cifras alarmantes si tenemos en cuenta que superan las de la crisis de 2008.

Por su lado, el informe PISA, recientemente publicado y que evalúa y compara los conocimientos del alumnado de entre 15 y 16 años en algunas materias educativas, ha dado como resultado que nuestro país ha empeorado mucho respecto a años anteriores. En la Comunidad de Madrid la bajada del nivel de conocimiento ha sido de un 15% y otro tanto pasa con comunidades como Cataluña, lo que demuestra que las políticas educativas no se diferencian mucho.

Por ello, echo en falta que San Sebastián de los Reyes tenga una política real de apoyo a la infancia, coordinada con todos los actores que intervienen en la vida de las y los menores y adolescentes, desde el profesorado y educadores hasta el último empleado municipal o representante político.

Es verdad que se realizan actividades y programas, pero desgraciadamente o no llegan a la inmensa mayoría de los vecinos y vecinas o se realizan como forma de entretenimiento o conciliación, no para eliminar desigualdades educativas o sociales. La mayoría de las veces, la búsqueda de los apoyos se deja en manos de las familias que intentan paliarlos con refuerzos o actividades extraescolares privadas. Pero esto tiene un elevado coste y queda fuera del alcance de muchas familias. YAlgi parecido sucede con las familias con menores con necesidades especiales o distintas capacidades.

Desgraciadamente, nuestro ayuntamiento no está siendo capaz de atender todas las necesidades actuales de la infancia y adolescencia ni de afrontar los nuevos problemas y retos como la salud mental o los problemas derivados de las nuevas tecnologías o pantallas  y las dependencias que crean. Se ha demostrado que los centros educativos no pueden, por mucho que quieran, afrontar solos y sin recursos estas cuestiones y sin embargo, hay plazas sin cubrir de especialistas en psicología o educadores en los centros públicos municipales. Esta preocupante realidad, unida a la escasez endémica de centros sociales y culturales, principalmente para los fines de semana, aboca a la mayoría de la juventud a la calle. Y esto es aún más peligroso entre los 13 y los 17 años, ya que según el informe antes mencionado es la edad en las que más se sufren las consecuencias de la desigualdad y el abandono escolar.

Otro tema que me preocupa especialmente es el relacionado uno de los derechos al que hace referencia la Declaración Universal de los Derechos de la Infancia: el derecho a una vivienda adecuada y digna que les permita desarrollarse de forma correcta. Sin embargo, San Sebastián de los Reyes lleva muchos años sin construir una sola vivienda asequible. El aumento del precio, la especulación inmobiliaria y la pasividad de algunos gobernantes suponen que muchos sectores de la población, incluida la llamada clase media, no puedan acceder ni pagar los altos precios. Esto obliga a muchos menores a vivir con toda su familia en una sola habitación en pisos compartidos con otras familias. Y desgraciadamente, planes urbanísticos como el Plan VIVE que promueve la Comunidad de Madrid o el famoso Cerro del Baile del Ayuntamiento de San Sebastián de los Reyes no solucionarán, por los altos precios que van a tener, los problemas de vivienda de la mayoría de nuestros vecinos y vecinas.

Mucho trabajo queda por delante para conseguir un Sanse verdaderamente amigo de la infancia. Mucho para conseguir que la Declaración Universal de los Derechos de la Infancia sea una realidad en nuestra ciudad.

Por último, y teniendo en cuenta que el 5 de diciembre ha sido el Día del Voluntariado, quiero mostrar mi gratitud a las personas que dedican su tiempo de manera altruista a asociaciones y ONGs para hacer una sociedad más humana y solidaria. En especial mi admiración a la FAPA Giner de los Ríos y a las Asociaciones de Madres y Padres, que personalmente tanto me han aportado, por su compromiso en defender y mejorar la Educación Pública, verdadera vertebradora de una sociedad justa y democrática.

Juan Torres García

Portavoz y concejal de Izquierda Independiente en el Ayuntamiento de San Sebastián de los Reyes.