18 de mayo de 2024

Alcobendas tiene una nueva patrulla de Policía de Barrio en la zona centro y otra motorizada en la zona Norte

Magazine SLV. Se trata de una reestructuración para ampliar sus efectivos y sus zonas de patrullaje

El Ayuntamiento de Alcobendas ha puesto en marcha una nueva reestructuración de la Policía de Barrio, que supone una ampliación de las zonas de patrullaje y una reordenación de los efectivos y recursos para ganar en eficacia.

Foto: CPPM

El modelo y la metodología implementado por la Policía Local de manera exitosa durante años se basa en tres ejes importantes: la cercanía al ciudadano, la resolución de conflictos mediante la mediación informal y la prevención del delito. “Nuestro modelo de Policía de proximidad entiende al ciudadano como el elemento esencial de nuestra forma de hacer policía, nos interesa el bienestar de nuestros vecinos, conocer y tratar sus problemas asociados al distrito, pero también los comerciantes, trabajadores y otros colectivos que dinamizan la vida de los distritos. A todos ellos dedicamos nuestros esfuerzos aportando seguridad preventiva por medio
de una policía accesible en todo momento”, explica el concejal de Seguridad, Carlos Rodrigo.

La alcaldesa de Alcobendas, Rocío García Alcántara, acompañada de los ediles de Seguridad y Distrito Centro, Félix Casanova, ha analizado la nueva reordenación de estas unidades policiales en la sede del Distrito Centro. Estos efectivos trabajan con un modelo basado en la prevención, la proximidad, la proactividad y descentralizado, con tres bases de policía, una en cada distrito.

Para lograr los objetivos de la Policía de Barrio, cada distrito está dividido en zonas más pequeñas, responsabilidad de una unidad policial concreta. El fortalecimiento del patrullaje a pie es imprescindible en este modelo policial frente al tradicional, con efectivos en determinadas zonas concretas, principalmente entornos comerciales, para facilitar un conocimiento experto
de las problemáticas y una adecuada integración con el tejido social y la detección de riesgos para colectivos vulnerables, como menores y personas mayores.

En el Distrito Centro se ha incrementado una patrulla a pie y tres parejas de agentes velarán por la seguridad del eje de las calles Constitución y Marquesa Viuda de Aldama y la gran almendra urbana al norte del Bulevar Salvador Allende. En Norte, se ha implementado una patrulla motorizada para facilitar una gran movilidad. Y en Urbanizaciones, con una base policial en la Avenida de Bruselas, 43, las patrullas de proximidad prestarán su servicio preferentemente en vehículo, aunque también tendrán puntos estáticos de control y patrullarán a pie en entornos comerciales y zonas de concentración de personas.