21 de abril de 2024

libreria

Presentación de un libro con simpatía: El disparatado diario de Horacio Wimp

Magazine SLV. Noticias. Artículo de Laura Ramos

Aunque algunas personas aún no hayamos vivido aún la experiencia de leer esta característica obra de Alberto Yagüe López, hemos tenido interés en acudir a su presentación en la librería del barrio centro de Alcobendas Re-read, porque algo nos decía que prometía ser divertida y bonita. Esta presentación tuvo lugar el pasado sábado día 3 de febrero y, en su sencillez y a modo petit comité, nos hizo pasar un rato agradable y nos dejó con buen sabor de boca y ganas de leer la obra, me atrevería a decir a todos, aunque no puedo entrar en la mente de cada cual.

Foto: Laura Ramos

Alberto Yagüe nos trae una obra al estilo de su admirado Eduardo Mendoza en la que apuesta por un tono humorístico que no esté reñido con la profundidad. Una obra de ficción para la que también se ha documentado para describir los lugares y sitios. Ha querido mostrarnos la peripecias de un personaje peculiar de pensamiento muy libre, que no tiene un filtro de autocensura a la hora de expresarse y de dejar discurrir sus planteamientos. Probablemente parte de ello se deba a no haber ejercido de psicólogo como a él le habría gustado y trabajar en el área de Recursos Humanos. Horacio Wimp tiene algún aspecto de su propio creador, como su gusto por el grupo Electric Light Orchestra y de un conocido suyo al que le gustó contribuir a inspirar su obra.

Muestro a continuación una entrevista que Alberto Yagüe concedió a quien escribe:

¿Qué crees que te caracteriza como escritor?

En mi opinión me caracteriza emplear un lenguaje sencillo y dinámico ya que lo que busco es enganchar al lector desde la primera página. A su vez, trato de aportar cierta profundidad en la personalidad de los protagonistas, a cada cual en función del tipo de persona que son. Me considero un escritor versátil en cuanto al estilo y contenidos de mi obra, en el sentido de que, hasta el momento he escrito cuatro novelas, tres comedias y una histórica y costumbrista basada en hechos reales en la España de finales del S XIX y principios del S XX y en la actualidad estoy escribiendo un quinto libro que albergará diez relatos fantásticos (diez historias sobrenaturales) y un poemario que incluirá cien poemas de amor. Además escribo en la revista cultural «Hasta el tuétano», de la cual soy cofundador sobre diversos temas (Alfonso X, la Edad Media, Ramón y Cajal, Manuel Iradier, la batalla de las Termópilas, Joaquín Sorolla, etcétera al margen de poemas y artículos relacionados con propias críticas literarias (la última sobre «Qué te importa que te ame», de Carla de La la, museos originales (Museo Cromática en Toledo), obras pictóricas y relatos cortos. Pero todo ello, como digo, utilizando un lenguaje sencillo para que a cualquier lector le resulte ameno y gustoso de leer. Quiero que aquellos lectores que aún no se sientan enganchados por la lectura lo hagan. Referente a las comedias, persigo un humor «inteligente» huyendo de lo chabacano y ordinario. De hecho, soy un gran admirador de Les Luthiers, Eduardo Mendoza, Muñoz Seca y Pablo Tusset, entre otros. A ese tipo de humor me refiero. En cuanto a la poesía, Mario Benedetti, Miguel Hernández, Neruda o Luis Eduardo Aute son algunos de mis referentes (En la presentación omite a Neruda y habla de otros referentes como Pedro Salinas o Garcilaso de la Vega). Seguro que ahora me dejo alguno más en el tintero. Además, también publico artículos (críticas literarias, relatos cortos y semblanzas de intérpretes musicales (Sting o Serrat entre otros) en la publicación digital del  Ateneo Antoniorrobles de Robledo de Chavela, del que soy miembro desde hace un par de años. Un denominador común en todas mis obras es la música. En todas ellas siempre incluyo guiños a temas musicales, intérpretes, etc. Amo la música.

¿Qué te llevó a escribir?

Quizá mucho de lo que me ha llevado a escribir tenga cierto componente genético, ya que mi padre, en sus ratos de ocio (era administrativo en Delegación de deportes y en el Sindicato Nacional del Espectáculo) escribió varios guiones de cine de los cuales más de una decena fueron llevados a la gran pantalla ente las décadas de los 50 y los 70. Firmaba como Ángel del Castillo. Su película más conocida y con a que obtuvo el Premio especial de largo metraje del Sindicato Nacional del Espectáculo fue Posición Avanzada, dirigida por Pedro Lazaga en 1966. Al margen de esto, siempre tuve el deseo de escribir, de hecho, durante más de dos años trabajé como redactor en la revista de motor (Quads Aventura 4X4), pero quizá el desencadenante fue cuando comencé a leer a Eduardo Mendoza, mi referente en esto de la literatura. Me gusta su manera de escribir, su humor inteligente y la profundidad escondida que alberga siempre cada uno de sus personajes. Aunque el detonante tal vez fuera el primer segundo premio que obtuve con mi relato «El agujero», en la quinta edición del concurso literario de relatos breves, poesía y escenas teatrales sobre inmigración, integración intercultural y convivencia ciudadana en 2103 otorgado por el Ministerio de Educación y Cultura y la Fundación CEPAIM. El primer premio quedó desierto. Este relato puedes leerlo en mi página web www.albertoyague.com.

¿Cuánto de ti como persona hay en lo que escribes?

Creo que mucho, ya sea por reflejar ciertas conductas propias de mí en los protagonistas de mis historias (familiares y amigos me han dicho varias veces «leo tu libro y veo en ti a Horacio Wimp (El disparatado diario de Horacio Wimp) o a Sinesio Navarrete (Un juego en cuatro actos y pico) o a Marcial Cifuentes (Operación Farinato), por escribir sobre lugares que he visitado, por nombrar el club de fútbol del que soy aficionado o reflejar en diversos personajes a personas que han existido en mi vida. Es inevitable, además de intencionado ya que siempre se escribe sobre vivencias que has tenido aunque luego dichas vivencias sean noveladas y se camuflen como tal. Obviamente, en mi tercera novela «Y mientras tanto, te quiero», al tratarse de una novela basada en hechos reales de mi propia familia… más aún aunque yo no aparezco en la historia. Y qué decir de los poemas: yo en estado puro. Incluso en los relatos fantásticos utilizo que estoy escribiendo ahora detallo localizaciones muy cercanas a mí.

¿Crees que es importante transmitir valores con la escritura?

Todo personaje lleva consigo una serie de valores, unos mejores y otros no tan buenos, aunque eso no es lo que persiga a la hora de escribir, pero obviamente, existen como condición humana. En el caso de mis comedias persigo más divertir y entretener a mis lectores con un humor «inteligente» y, sobre todo, con la sorpresa, situaciones que nadie se espera. Intento ser poco predecible. Confío conseguirlo 😉 Pero, en cualquier caso, sí, siempre hay valores que pueden contemplarse en mi obra.

¿Qué te gusta más leer?

Me gusta leer historias que me distraigan, que me sorprendan. No tengo un género favorito, pero sí evito leer dramones o historias que produzcan o puedan producir tristeza. Bastante dramática es la vida en demasiadas ocasiones como para querer más. Con el cine, que me encanta, hago lo mismo. Leo para divertirme y para aprender. Aprender hechos, aprender a escribir, aprender historia, aprender a divertirme, aprender a vivir (con lo fácil que es y lo complicado que lo hacemos).

¿Hay alguna escritora que te haya influenciado o te guste leer? ¿Cómo son los personajes femeninos en tus novelas?

Los personajes femeninos en mis novelas suelen ser mujeres maravillosas (no me refiero solo a su aspecto físico), sorprendentes algunas, delicadas otras, sensuales (casi todas) y cada una con su propio fondo. Todos ellos (sus fondos) admirables en función del rol que desempeñan en la novela. En «Y mientras tanto, te quiero» al tratarse de mujeres reales, que existieron, he intentado ser lo más fiel posible a cómo fueron cada una de ellas en realidad, pero, en ningún caso, e independientemente de lo que hicieran o dejaran de hacer, jamás emito juicio de valor sobre ellas (ni sobre los hombres tampoco) ya que, además de que no soy quién para juzgar a nadie, las condiciones sociales de cada época son tan distintas que sería del todo injusto y, me atrevería a decir, inaceptable, juzgar a nadie de sus acciones hace más de sesenta (o más) años teniendo en cuenta las circunstancias existentes entonces con las que tenemos a día de hoy.

Y al hilo de esta última pregunta doble, te diré que el año pasado participé en un libro titulado «Mujeres y hombres Ellas escriben, ellos leen» subtitulado «Historias de mujeres contadas por mujeres y comentadas por hombres» (AshTree house ediciones). En este libro, varias autoras han escrito acerca de un personaje femenino, ya sea inventado o real y varios hombres hemos comentado (no se trata de ninguna crítica literario, sino un mero comentario al relato) dichos relatos. Yo hice el comentario de uno de ellos.

Fue un proyecto curioso y del que hemos tenido muchas reacciones positivas por parte de críticos, instituciones y lectores.

Por cierto, también he participado en un libro coral sobre historias de los dragones de Robledo de Chavela (hace unos años al restaurar la iglesia de Robledo y eliminar la cal que recubría el techo de la misma descubrieron pintados decenas de dragones… Este libro lo ha publicado el Ateneo Antoniorrobles de Robledo de Chavela y me invitaron a escribir uno de los relatos correspondiente a uno de los personajes, en concreto el perteneciente al pintor de los dragones.

Habrá lugar en la librería Re-read para más entrañables presentaciones en un ambiente tranquilo y amigable, que quiere ser un punto de encuentro entre vecinos y vecinas y gente que venga de visita y, donde, además de llevar libros que ya no se quieran usar y poder adquirir otros ya usados, pero en muy buen estado, se pueda disfrutar de un rato agradable compartiendo espacio y aficiones con otras personas. Esta librería se encuentra muy cerca del Centro de Arte de Alcobendas.

                                                                                                                                     Laura Ramos