20 de junio de 2024

victor nieto

Víctor Nieto: «Muchas veces en la política la gente que está tomando decisiones no tiene ni idea de lo que le pasa a la ciudadanía»

Magazine SLV. Alcobendas. Entrevista a Víctor Nieto, trabajador social y ex asesor del Ayuntamiento de Alcobendas

Magazine SLV entrevista a Víctor Nieto, trabajador social y ex asesor del Ayuntamiento de Alcobendas. Conocemos su trabajo y las ayudas que puede ofrecer a la gente que lo necesita.

victor nieto

Pregunta. ¿Quién es Víctor Nieto?

Respuesta. Yo soy trabajador social y comunicador. Me dedico a difundir el trabajo social, que es mi profesión, desde una mirada diferente. Es decir, entre las redes sociales, el pódcast y acudiendo a entrevistas. Todo con un objetivo. Que todas las personas conozcan qué es lo que hacemos.

P. ¿Qué es el trabajo social?

R. Los profesionales del trabajo social trabajamos con la persona y con el entorno. Con la persona cuando está en una situación complicada de su vida, que puede ser algo y un momento puntual. En cambio, otras profesiones trabajan más la patología. Para nosotros es muy importante lo que le pasa a la persona y cómo el entorno le puede afectar y le puede ayudar a mejorar esa situación.

P. ¿Eres influencer del trabajo social?

R. Más que influencer del trabajo social, divulgador. Yo creo que queda más bonito. Al final yo lo que hago es contar lo que hacen mis compañeros de una manera un poco más dinámica, más fresca. Y la verdad que empecé en 2019 porque estaba aburrido. Estaba en la playa y ahora se ha generado un ecosistema y una comunidad en la que estoy supercontento.

P. ¿Un trabajador social puede ser parecido a un psicólogo o no tiene nada que ver?

R. Nada que ver. Esto es como alguien que ha estudiado medicina y alguien que ha estudiado enfermería. Tienen cosas que son comunes, pero hay grandes diferencias. Y entre ellas es que el psicólogo o la psicóloga trabaja con la persona y nosotros con el entorno. Si tú estás pasando por una situación complicada a lo mejor, tu familia o tus compañeros del trabajo van a influir en que esa situación la mejores.

P. Has estado previamente en política. ¿Te ha influido ese pasado laboral para el trabajo social?

R. Para mí fue un regalo de la vida porque estuve en política, pero dentro de la concejalía de Servicios Sociales y Personas Mayores. Pudimos hacer acciones desde una mirada del trabajo social. Cuando venía una familia en una situación de vulnerabilidad, hablándonos sobre la Ley de Dependencia, por ejemplo, yo entendía perfectamente lo que era eso. Muchas veces los políticos no entienden nada. También cuando hacíamos actividades como, por ejemplo, el comercio amigable con las personas mayores, eso nació de un trabajo previo desde la mirada del trabajo social. ¿Qué he hecho en falta? Yo creo que se ha visto muchas veces en la política que la gente que está ahí tomando decisiones no tiene ni idea de lo que le pasa a la ciudadanía. Ese es el gran fallo de nuestro sistema político.

P. Igual falta un poquito de humanidad para tratar a los vecinos.

R. Totalmente. Al final, es un regalo que te venga una persona a contarte una situación. Muchas veces, más que dar la solución que la persona quería buscar, era gestionar sus emociones. Entonces, para mí, que alguien venga a contarnos cómo se siente y que se vaya, a lo mejor, no con lo que estaba buscando, pero reconfortada, para mí eso ya merecía la pena.

P. ¿Qué salidas laborales puede tener un trabajador social?

R. Podemos estar en más de 100 ambientes. Podemos trabajar desde lo público, en servicios sociales, hospitales o instituciones penitenciarias, pero también en lo privado. Podemos estar en orientación laboral, en peritaje social o en la educación. Tenemos un pequeño hándicap. Como podemos estar en tantos sitios, a veces no lo identificamos y no sabemos encontrar nuestra salida laboral. A los que están estudiando y quieran estudiar esto, yo les digo que tranquilos. Hay trabajo para todos.

P. ¿Es el momento de emprender como trabajador social?

R. Estamos en un momento de expansión en cuanto al emprendimiento y en cuanto al ejercicio libre. Cada vez las personas tienen más necesidades sociales y ello requiere nuevas fórmulas de intervención. Y desde el emprendimiento es una de ellas y es una oportunidad laboral. A día de hoy no lo cambio y eso que nadie me lo había contado. Así que yo animo a la gente a que investigue sobre ello.

P. Por último. ¿Qué te pasa con los bancos de alimentos? Eres muy crítico con ellos.

R. Los bancos de alimentos no dignifican a las personas ni terminan con el problema de que hay una familia pase hambre. Al final en un banco de alimentos, un ayuntamiento o quien sea da una donación de alimentos. Tú vas al banco de alimentos y alguien ha decidido por ti lo que vas a comer, esa semana, que normalmente suelen ser botes de conservas y demás. Carne o fruta no suele haber. No dignifica a la persona. Lo que dignifica a una persona que se encuentra en esas situaciones es tener trabajo. Y en eso nos está trabajando. Un banco de alimentos muchas veces es la caridad. Aquí vivimos en un estado de bienestar donde hay unos derechos. Y si no tienes las habilidades o las herramientas para tener trabajo, vamos a ayudarte para ello. Lo que pasa es que lo social no vende. Nosotros no somos capaces de empatizar que en cualquier momento nos podemos encontrar sin empleo. Cuando se pierde el empleo empieza ese castillo de naipes a venirse abajo.