21 de mayo de 2024

«La pandemia nos iba a hacer mejores, pero ahora somos más egoístas»

Magazine SLV. Moncho Franco (director) y Beatriz Montejo (productora) presentan la obra ‘El daño está hecho’. Domingos de octubre en ‘La Encina Teatro’

El Pódcast SLV Magazine presenta la obra ‘El daño está hecho’. Se puede disfrutar de ellas los domingos de octubre a las 16:30 horas en ‘La Encina Teatro’. ¿Cómo hemos salido de la pandemia? Moncho Franco, director de las obra, y Beatriz Montejo, productora, dan las claves a través del humor.

Pregunta. ¿Por qué hay que ver ‘El daño está hecho?

Respuesta (Moncho). Esta obra trata la pospandemia y lo hacemos de un modo simpático. Damos una información necesaria. Como cada uno ha llegado a este punto del camino después de haber pasado un encierro. Todo ello lo hacemos con un toque de humor. Es muy necesaria esta retrospectiva de lo que ha pasado y nos veamos a nosotros mismos desde fuera para corregir errores o reafirmarnos en lo que creamos.

Foto: SLV Magazine

P. Parece el día a día de un vecindario español en aquel entonces.

R (Beatriz). Es una obra muy entretenida. Va a mantener al espectador en una mezcla continua de sentimientos y se van a estar riendo. A la vez es una obra que invita a pensar y a la reflexión. Es muy necesaria a día de hoy porque expone en tono de comedia la situación psicológica que hemos creado todos. La pandemia nos iba a hacer mejores, pero ahora somos más individualistas y egoístas. Esta obra ahonda en lo ridículo que nos vemos y lo importante que es ser conscientes de que todos estamos contagiados por el síndrome pospandémico. Todavía podemos cambiar y volver a la empatía y ayudar al prójimo.

P. ¿Dónde la podemos ver?

R (Beatriz). Todos los domingos de octubre a las 16:30 horas en La Encina Teatro. 15 y 29 de octubre.

P. ¿Por qué quisiste hacer esta obra, Moncho?

R (Moncho). Hay un momento en el que el mundo se paraba. Empezabas a chocar con las mascarillas y decías ‘no me toques o no abrazes’. Te das cuenta que te vuelves más egoísta y menos humano. Nos hemos volcado en las tecnologías. Estamos inmersos en una pantalla. Se ve en el Metro. Hay gente mayor que no se puede sentar porque no les dejan. Es atroz en lo que nos hemos convertido.

P. Los medios de comunicación tenemos mucho que decir ahí. Cada día damos noticias negativas.

R (Beatriz). Seguro que hay noticias positivas. Hay determinadas cadenas que decidieron que la última noticia debía ser alegre, pero una noticia buena no genera tanto morbo como una mala. Se fomentan los odios y los conflictos. Tendemos al egoismo. Tenemos que trabajar para todo lo contrario porque vienen tiempos complicados.

P. En el mundo de los artistas ¿la pandemia ha hecho mucho daño?

R (Moncho). Para creadores como nosotros, que somos independientes, si tienes poco y te quitan algo te quedas en nada. Estaba la restricción de aforo y lo de las mascarillas. No sabíamos si los actores nos teníamos que poner las mascarillas.

R (Beatriz). Los teatro alternativos son los que más lo han sufrido. Son salas de estar por casa. Nos se podían permitir eso porque se quedaban en 10 personas. Mueven la cultura de la calle. Los teatros de la Gran Vía tienen obras generalistas y estos hacen más propuestas innovadoras. No todas las obras tienen despliegue de medios y visibilidad. No todo el mundo puede permitirse una obra de 100 euros. Es más asequible permitirse semanalmente el teatro de calle. Puedes encontrar un talento soberbio. Los nuestros, como Carlos y Nerea, tienen mucho talento. Merecen una oportunidad.

P. Moncho tiene otra faceta. Eres escritor, Moncho.

R (Moncho). Sí, tengo ya cuatro novelas publicadas. En octubre presentaré mi último «hijo». ‘Y el ganador es otro’.

P. ¿No eres políticamente correcto en lo que haces?

R (Moncho). La corrección política se está cargando el mundo. Hay cosas que todo el mundo quiere decir y se lo guarda por si sienta mal. Me puedo permitir las cosas de modo más directo. Se limita la capacidad de crear. Cero censura pensando lo que dices.

R (Beatriz). Las redes sociales son maravillosas para la creatividad, pero también es un arma de doble filo por la censura. Cara a cara te cortas decirle las cosas a los demás, pero a través de una pantalla todos somos valientes si te escudas en el anonimato.

P. Por último, Beatriz, tu tienes pasado en Canal Norte.

R. Sí, estudié y trabajé en Canal Norte. Estuve en la escuela – taller de imagen y sonido con grandes compañeros y profesores. Fue una de las grandes etapas de mi vida. En los fiestas de Sanse estuve de reportera y lo recuerdo con cariño. Era ver las fiestas desde el otro lado.