19 de mayo de 2024

image-encierro sanse

Las tradiciones culturales se fundamentan en la forma que tiene de vivir una comunidad

Magazine SLV. Artículo de Juan Armendáriz

Las tradiciones culturales se fundamentan en la forma que tiene de vivir una comunidad humana, en la zona del territorio natural donde habita y evoluciona a lo largo del tiempo. Esas tradiciones se convierten en cultura con el paso de los siglos. Tienen un objetivo y un porqué.

La caza del zorro en Inglaterra, se mantiene desde antes de la invasión de los vikingos, sobre el siglo VIII. Esta tradición, practicada por la nobleza y la gente pudiente, consiste en descastar los zorros que acosan a los gallineros y a los rebaños de ovejas de la gente humilde.

La caza de ballenas y delfines en las Islas Feroe, se lleva practicando desde la época de los vikingos, por el siglo XIII. El sacrificio de doscientas o trescientas ballenas y delfines, que cruzan todos los años el Atlántico Norte, tiene la finalidad de proveer de carne y de grasa, a los ciudadanos que viven en las islas durante todo el año.

El rodeo americano es una afición tradicional en Estados Unidos, con unos treinta millones de seguidores. Consiste en montar a pelo a potros salvajes o a toros de carne; en capturar reses con el lazo de cuerda, etc. Data de cuando los Españoles comenzaron a llevar manadas de vacas y toros, por todo el territorio de Nueva España. Lo que hoy es México y la mayor parte de Estados Unidos. La forma de manejar el ganado de los vaqueros españoles por las llanuras, la copiaron trescientos años después los colonos de Estados Unidos.

En España, las tradiciones culturales son tan variadas y numerosas, como sus regiones, provincias o comarcas. Dentro de una provincia, según sea su geografía, la forma de vivir y de pensar puede ser diferente y variada.

A pesar de lo mucho que se ha pisoteado la cultura y las tradiciones populares en los últimos cuarenta años, en la mayoría de los pueblos se sigue jugando a la pelota a mano en sus frontones; se sigue bailando en las fiestas populares de pueblos y ciudades; se siguen cantando jotas, flamenco, asturianadas, canción española y popular de todos los tiempos; se sigue teniendo devoción a sus santos y patrones; se sigue comunicando a golpe de campanas y fuegos artificiales los acontecimientos importantes que se van a suceder… Se sigue jugando con los toros y las vacas bravas a cuerpo limpio, en los encierros y en las capeas que se organizan en las fiestas patronales de los pueblos y ciudades. Aunque las formas hayan cambiado.