2 de marzo de 2024

El Fentanilo, la droga Zombi ya esta en nuestras calles

Fentanilo: La devastadora ‘Droga Zombi’ que azota a Estados Unidos y se expande

Magazine SLV.El Fentanilo ya esta en nuestras calles, ya tienes disponible el episodio número 1 de la segunda temporada del pódcast desinforme semanal SLV hablando de la droga que ya esta en España.

El fentanilo, apodado en Estados Unidos como la ‘droga zombi’, ha transformado la vida de muchos adictos en diversas ciudades del país norteamericano, convirtiéndose en una auténtica pesadilla. Durante la última década, se ha presenciado un alarmante incremento en el consumo recreativo de esta sustancia, con efectos devastadores, particularmente en los Estados Unidos.

Entre los años 2018 y 2021, las muertes atribuidas a sobredosis de este potente opiáceo se dispararon en más del 90%, con aproximadamente 70,000 fallecimientos registrados en el último año mencionado. Esta situación ha alcanzado proporciones epidémicas en algunos sectores de la sociedad.

Esta tendencia ha sido impulsada, en parte, por la combinación del fentanilo con otros fármacos, como el alcohol, la heroína o la metadona. Dichas combinaciones magnifican los efectos del fentanilo, aumentando tanto el riesgo de adicción como el de sobredosis y muerte.

E l retrato del ‘Fentanilo Zombi’

El fentanilo, sintetizado por primera vez en 1960, inicialmente se utilizó como analgésico intravenoso. Sin embargo, en las décadas de 1970 y 1980, su uso se expandió a otros fines, especialmente recreativos.

La acción del fentanilo en el organismo humano es compleja y multifacética. En nuestro cuerpo, existen más de 20 péptidos opiáceos endógenos, como las endorfinas, que facilitan que sustancias como el fentanilo actúen en lugares específicos del cerebro. La estimulación de estas sustancias en el sistema nervioso central puede afectar lo que se conoce como el sistema cerebral de recompensa, que regula diversos aspectos del comportamiento humano, como el placer, la memoria y el aprendizaje.

La poderosa estimulación que el fentanilo induce en este sistema puede llevar a cambios cerebrales conocidos como neuro adaptaciones. Estos cambios promueven una mayor tolerancia (lo que significa que se requieren dosis cada vez mayores para lograr los efectos deseados), la dependencia, la adicción y síntomas de abstinencia.

La realidad de su uso en España

Aunque la epidemia de fentanilo puede parecer principalmente un problema estadounidense, España ocupa el cuarto lugar en la OCDE en cuanto a consumo de esta droga, detrás de Estados Unidos, Alemania y Reino Unido. Según el Informe Edades 2022, el consumo de opiáceos en España aumentó el último año en un 0.6%, y el fentanilo, que antes era un opiáceo marginal, ahora es el tercer opiáceo más consumido (14%) después de la codeína y el tramadol.

El fentanilo se utiliza en España como analgésico para tratar dolores crónicos y severos, y se comercializa en forma de parches transdérmicos. Aunque es útil para el tratamiento del dolor, tiene inconvenientes como la dependencia y la tolerancia que genera.

Aunque el aumento en el consumo de fentanilo en España no es especialmente preocupante, su creciente prevalencia y potencial para la adicción y la tolerancia plantean preguntas sobre la necesidad de una mayor vigilancia y control. La metodología de dispensación controlada y la educación continua sobre su uso adecuado pueden ser clave en la prevención de una posible «epidemia» de fentanilo en el país.

De las salas de operación a las calles

El fentanilo fue concebido para su uso en hospitales y, en concreto, en quirófanos. Su poder analgésico es tan potente que también se receta a pacientes con severos dolores crónicos o que sufren cánceres terminales. Es de la familia de los opiáceos que, como su nombre indica, se refiere a los alcaloides presentes en el opio.

Como el resto de narcóticos, inhibe áreas del cerebro que controlan el dolor y las emociones. Así, la sensibilidad disminuye y «hace difícil sentir placer con otra cosa que no sea la droga», según el Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas (NIDA) de Estados Unidos. En su modalidad recetada, el fentanilo se comercializa en España bajo los nombres de Actiq y Abfentiq.

Auge durante la pandemia

En 2021, un total de 107,000 estadounidenses murieron por sobredosis de opioides prescritos, según el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC). Como sucedió con la oxicodona hace unos años, ahora la droga prescrita que causa más muertos es el fentanilo. Además, el ente norteamericano asegura que el consumo de este analgésico creció un 38% durante la pandemia del covid.

Debido a su alta adicción, los usuarios necesitan dosis cada vez más altas para calmar el dolor, y las recetas a menudo son insuficientes. Por lo tanto, recurren al mercado de las drogas. Sin embargo, el fentanilo ilegal a menudo contiene otras sustancias para potenciar su efecto, lo que lo convierte en una combinación aún más letal.

El fentanilo que circula por las calles se asocia con más frecuencia a las sobredosis y se vende en diversas formas, como polvo, gotas sobre papel secante, en envases para los ojos, en pastillas o en formato de rociador nasal.

Efectos y Síntomas de una Sobredosis

Los efectos del fentanilo incluyen felicidad extrema, somnolencia, náuseas, confusión, estreñimiento y sedación. En cambio, los signos de sobredosis son pupilas pequeñas y contraídas, quedarse dormido o perder el conocimiento, respiración lenta, débil o falta de respiración, sonidos de atragantamiento o gorjeos, cuerpo flácido, piel fría y húmeda o pegajosa, y manchas en la piel, especialmente en los labios y las uñas.

La crisis del fentanilo es un problema grave que afecta a nivel mundial y requiere una acción coordinada para combatirla.